0

Es un mito creer que mi mascota necesita variar el sabor de su alimento

Es un mito creer que mi mascota necesita variar el sabor de su alimento

Es un mito creer que mi mascota necesita variar el sabor de su alimento

Aunque a muchos dueños de mascotas le cueste creer, tanto gatos como perros tienen un comportamiento alimentario muy distinto al del humano. Esto incluye diferencias tan radicales que van desde la percepción sensorial, hasta el rol social que juega la comida.

En lo que se refiere al aspecto sensorial, es importante entender que gatos y perros -a diferencia del hombre- poseen muy poco desarrollo del sentido del gusto, siendo el olor el principal criterio de selección de su alimento.

Productos que ofrecen sabores artificiales e ingredientes atractivos para las personas, no necesariamente representan una alta palatabilidad para nuestra mascota, sino que responden más bien a las proyecciones del gusto de los propietarios. En otras palabras, para nuestras mascotas, la llamada “química del sabor”, prácticamente no existe. En ellos impera simplemente el sentido del olfato. Si huele bien, debe saber bien.

Desafortunadamente, la industria de alimentos para mascotas, muchas veces peca de contemplar una variedad de sabores específicos, que no se traduce necesariamente en alternativas que respeten las preferencias puntuales de nuestras mascotas. Afortunadamente, ella misma tiene la capacidad de regularse en este aspecto. Es el caso de los alimentos húmedos (enlatados) que son producidos precisamente balanceados, como una forma de potenciar la palatabilidad a través de un intenso aroma y una textura diferente, características que -tal como se ha dicho- sí son relevantes para ellos.

No Comments

Post a Comment

Your email address will not be published.